5 alternativas para adelgazar con limón y jengibre

Perder peso demanda cambiar los hábitos, es decir, dejar el sedentarismo, mejorar la alimentación y complementar la nutrición con ciertas ayudas que le permitan quemar grasas. En este sentido, el limón y el jengibre serán sus grandes aliados.

¿Cómo perder peso con limón y jengibre?

1.     Agua tibia con limón en ayunas:

La primera opción es la más sencilla, práctica y económica de desintoxicar el organismo con ayuda del limón; pero eso no es todo, pues beber cada mañana un poco del zumo diluido en agua tibia le permite obtener antioxidantes, vitamina C y quemar grasas pues activa una termogénesis al incrementar el calor corporal. Otro de sus beneficios es el de aliviar posibles malestares estomacales, desinflamar y combatir el estreñimiento.

2.     Té con limón, toronja y menta:

Además de efectivo, este remedio casero para adelgazar es muy sencillo de realizar y puede tomarse dos veces por día. Necesita contar con:

  • 1 limón
  • ½ toronja
  • 2 hojas de menta
  • 1 taza de agua
  • Miel (opcional)

El procedimiento es simple, comienza combinando el jugo extraído del limón y de la media toronja para llevarlos a una tetera en la que se adicionará una taza de agua caliente, un pedazo de corteza de limón y las hojas de menta. Una vez rompa el hervor, retire del fuego y deje reposar; de preferirlo, acompañe con una cucharada de miel.

3.     Jugo de limón, jarabe de arce y cayena:

¿Quiere un eficaz remedio para quemar grasas? posiblemente este sea lo que estaba buscando; se trata de una opción práctica con la que limpiar su organismo, a la par que acelera el metabolismo y quema grasas.  Preparar la bebida demanda disponer de:

  • 1 limón
  • 1 pizca de cayena
  • 1 cucharada de jarabe de alce
  • 3 vasos de agua

La preparación de la picante bebida inicia con la extracción del zumo de limón, mismo que habrá de llevar al fuego junto a la pizca de cayena y la cucharada de jarabe de arce hasta calentar; acto seguido, incorpore el agua y deje reposar. El resultado lo separará en tres tomas que ingerirá antes de las principales comidas. Repita la receta por al menos diez días.

4.     Té verde con jengibre:

No es necesario enfatizar demasiado en las propiedades adelgazantes del té verde, pues además de evitar la acumulación de grasas, disminuye los niveles de colesterol y mejora la digestión; por su parte el jengibre es idóneo para cuidar la salud general. Tras su combinación en una infusión, obtendrá una bebida con potente efecto antioxidante, perfecto para tomar a media tarde e ir deshaciéndose de esos kilitos que le sobran.

5.     Bebida de limón y jengibre:

Por último, está el clásico de las dietas para perder peso; entre sus facultades resalta su poder desinflamatorio, la optimización del sistema digestivo y la prevención de la retención de líquidos; a la lista, hay que añadir el potente efecto quemador de grasas. ¿Cómo acceder a tales beneficios? simple:

  1. Obtenga el zumo de dos limones y llévelo al fuego junto a unas cortaditas de raíz de jengibre.
  2. Espere a que hierva, retire de la fuente de calor e incorpore dos pedazos de corteza de limón y un litro de agua.
  3. Disponga el resultado en una botella de la que beberá antes de las tres comidas principales.

Guardado en Tips Etiquetas:

Deja tu comentario!