Alternativas caseras para desinflamar las piernas

Si bien existen fármacos y productos comerciales pensados para desinflamar las piernas, no está demás checar algunas alternativas caseras con las que combatir el molesto – e incluso doloroso – trastorno ¡Descubra hoy las mejores soluciones naturales!

Alternativas caseras para desinflamar las piernas

¿A qué se debe la hinchazón de las piernas?

La inflamación de las extremidades es un problema que afecta a millones de personas alrededor del mundo, siendo las mujeres de edad avanzada las más propensas; entre sus principales causas está la retención de líquidos, sedentarismo, hábitos nocivos – alimenticios, del tabaco o alcohol – mala circulación de la sangre, uso de ropa ajustada o calzado inadecuado; sin embargo, cada vez son más factores que predisponen al trastorno.

¿Cómo tratar la inflación de las piernas desde casa?

1.      ¡Arriba las piernas!

La alternativa más sencilla, rápida y económica de combatir las piernas hinchadas es ponerlas en alto; asómbrese de la manera en la que el alivio llega en cuestión de minutos. ¿Cómo hacerlo? túmbese en el suelo  y recueste sus extremidades en la pared durante al menos 30 minutos.

De preferirlo, recuéstese en su cama o sofá y disponga cojines bajo sus piernas hasta que queden elevadas; de ser un problema común, duerma incluso en esta postura. Asimismo, algunas posturas de yoga contribuyen a mitigar el problema.

2.      Ducha alterna:

¿Quiere mejorar su circulación? la hidroterapia puede ser la solución; básicamente consiste  en hacer uso de las diferentes temperaturas del agua para curar, es decir, alterne de frio a caliente cada 15 segundos – y viceversa – mientras se ducha frotando desde los pies hasta los muslos. Adicional a la agradable sensación de alivio que le otorga ligereza a sus piernas, combatirá la celulitis.

3.      Baños de pies:

La ventaja de esta alternativa para desinflamar las piernas con alternativas caseras en que conseguirá una relajación completa, de ahí lo conveniente de poner en práctica el método antes de irse a la cama.

Es indispensable que la temperatura del agua sea caliente y mantener los pies en remojo por espacio de 15 minutos. Potencie el efecto adicionando ingredientes claves como por ejemplo, sal marina, bicarbonato de sodio, vinagre, sales de magnesio o algún aceite esencial.

4.      Masajes:

No necesita ir a un spa o recurrir a un profesional para ayudar a la circulación de la sangre de sus piernas, desinflamándolas mientras nutre la piel. El alivio será más rápido si utiliza un poco de aceite de menta y gel de aloe vera; la razón de esta combinación es que el primero, le otorgará sensación de frescor y activará el flujo sanguíneo, mientras el segundo es calmante e hidratante natural. Comience su masaje por los pies, ascendiendo por toda la extremidad haciendo presión de suave a moderada.

5.      Cepillado en seco:

La última opción para desinflamar las piernas es una técnica que, por su simpleza y facilidad, se ha vuelto bastante popular; para darle rienda suelta necesitará contar con un cepillo con el que frotar sus extremidades de abajo hacia arriba. ¿Por qué algo tan sencillo es de gran ayuda? porque mejora el drenaje linfático y la circulación, repítalo a diario y compruebe los resultados.

 

Guardado en Tips Etiquetas:

Deja tu comentario!