Combata la congestión nasal aceites medicinales

La congestión nasal es un síntoma común cuando se padece de resfriados, gripes o afecciones respiratorias; adicional a ser muy molesta, de no cuidarse puede provocar infecciones. De manera que le invitamos a prestar atención a la lista de aceites esenciales que contribuirán a que sienta alivio inmediato.

¿Qué es la congestión nasal?

La congestión nasal es producto de la inflamación de los tejidos blandos que conforman el interior de la nariz como respuesta a agentes externos, sean virus, bacterias o alérgenos. Por lo general, se acompaña de secreción, que al ser excesiva, desciende a la parte posterior de la garganta dando logar a lo que se denomina goteo posnasal, desencadenando dolor.

Por fortuna existen aceites medicinales ideales para aliviar la congestión nasal siempre que se apliquen con frecuencia, entre tantas opciones sobresalen:

1.     Aceite esencial de lavanda:

Las propiedades antifúngicas, desintoxicantes, antibacterianas y analgésicas de este aceite lo convierten en aliado en el alivio de la congestión nasal; sin embargo, es necesario mezclarlo – a partes iguales – con el de almendras para obtener mejores resultados.

Fusionados ambos ingredientes, aplíquelos  directamente sobre el cuello, pecho y espalda dando masajes. Verá como la mucosa acuminada en  vías respiratorias y pulmones comienza a aflojarse poco a poco.

2.     Aceite esencial de eucalipto:

El poderío desinflamatorio y  antioxidante del eucalipto se une a su eficiencia para fortalecer el sistema inmunitario, dándole forma a un remedio capaz de disminuir la inflamación y aflojará el moco de los pulmones. Se prepara con:

  • ½ litro de agua
  • 1 cucharada de aceite esencial de eucalipto

El procedimiento es sencillo, lleve a hervir dentro de una olla el medio litro de agua e incorpore la cucharada de aceite; Retire del fuego y con sumo cuidado, vierta el resultado en un recipiente de boca ancha.

Acto seguido, disponga de una toalla detrás de su cabeza e incline su cara hasta acercarse al recipiente cuidando de no quemarse, pues la idea es que respires el vapor que desprende.

3.     Aceite esencial de tomillo:

El aceite de tomillo se caracteriza por ser un antibacterial y antioxidante natural, por lo que su uso favorece el fortalecimiento del sistema inmune y respiratorio, siendo efectivo en el tratamiento de los  síntomas asociados al resfriado: dolores de garganta, tos y, por supuesto, congestión nasal. Para este último deberá mezclar en una olla:

  • 2 tazas de agua
  • 1 cucharada de aceite esencial de tomillo

El procedimiento es idéntico al anterior.

4.     Aceite esencial de orégano:

Los compuestos que forman al orégano hacen de su infusión una de las más recomendadas para tratar el resfriado y gripe; lo mismo sucede con su aceite esencial. En este caso las vaporizaciones las hará con la combinación de:

  • 2 tazas de agua
  • 1 cucharada de aceite esencial de orégano

Verá como en cuestión de minutos, la congestión desaparece.

5.     Aceite esencial de menta:

El penetrante olor del aceite esencial de menta conseguirá que sus vías respiratorias se despejen una vez que lo utilice como tópico todas las noches antes de dormir; potencie el efecto fusionado:

  • 2 cucharadas de aceite esencial de menta
  • 2 cucharadas de aceite de jojoba

Aplique el resultado sobre el cuello y pecho haciendo suaves masajes hasta lograr que la piel absorba completamente la mezcla.

Deja tu comentario!