Combata la migraña con sencillos remedios caseros

Entre los olores de cabeza más desagradables están los cursados a causa de la migraña; caracterizado por su intensidad y acompañarse de mareos, trastornos visuales, náuseas y sensibilidad a la luz pueden incluso obligarle a frenar su rutina diaria. Si bien existen tratamientos médicos que mitigan y eliminan el malestar, también están las alternativas naturales; ¿quiere saber cuáles son? acompáñenos.

¿Cómo aliviar la migraña de forma natural?

1.      Una dieta equilibrada:

Los alimentos que ingiera pueden ser cruciales para la prevención y alivio de la severidad de una migraña; gracias a sus propiedades antiespasmódicas es importante que su menú incluya altas dosis de calcio,  en especial en el caso de las mujeres postmenopáusicas. Su efecto es potenciado al máximo si se combina con vitamina D ¿Dónde encontraos? en vegetales verdes – col, brócoli o espinaca – así como en alimentos fortificados.

Otro par que no debe faltar son las grasas monoinsaturadas y los ácidos grasos Omega-3; las primeras disponibles en el aceite de oliva, y los segundos en el de pescado. Es por ello que no faltaran en su dieta, las semillas de lino, el pescado azul, el aceite de canola, el de linaza y las nueces.

Respecto a los alimentos que han de evitarse, encabezan la lista los productos lácteos como el queso o la leche. Suponiendo que presente niveles bajos de magnesio, lograra mitigar migrañas recurrentes comiendo aquellos ricos en magnesio o sume un suplemento. Por último, no se olvide del jengibre, su poder antiinflamatorio y antihistamínico es capaz de vedar siempre que se tome al comienzo del malestar.

2.      Poner en práctica técnicas de relajación:

Cuando la migraña ataca, conviene retirarse a la privacidad de cama y practicar la relajación; comience por acostarse y con los ojos cerrados respire profundamente concentrándose en relajar poco a poco los grupos musculares, hasta conseguir el efecto en cada uno.

3.      Aplicar hielo e ingerir mucha agua:

La frente suele ser la zona en la que el dolor se concentra más, aplique una compresa fría o una bolsa de hielo para brindarle a su piel una sensación refrescante que además contribuye a inhibir el dolor; es importante que no extienda el tratamiento por más de 20 minutos seguidos.

Por su parte, la hidratación es fundamental, la falta de agua puede ser un detonante de la migraña; asimismo, evite el consumo de bebidas con cafeína.

4.      Aceites esenciales

Aunque no tienen la facultad para detener el proceso de la migraña, son excelentes coadyuvantes para calmar muchos de sus síntomas. La forma de utilizarlos va desde aplicar unas cuantas gotas directo a la piel o en la tina para tomar un baño, hasta inhalarlos desde un pedazo de algodón o incorporarle a compresas frías o calientes. Entre los más efectivos están:

  • Aceite de albahaca: ideal para las cefaleas, aunque está contraindicado si padece de convulsiones.
  • Aceite de jengibre o menta: recomendados para calmar las náuseas; sin embargo, el de menta debe evitarse en caso de embarazos, enfermedad de reflujo gastroesofágico o vesícula biliar inflamada.
  • Aceite de helichrysum: se caracteriza por su gran poder antinflamatorio.
  • Aceite de manzanilla, lavanda o salvia: cualquiera de ellos tiene propiedades relajantes, solo el de salvia no es apto durante el periodo de lactancia o bajo el consumo de alcohol.

 

Deja tu comentario!