Cómo combatir la migraña con opciones naturales

No hay nada peor que tener migraña en el momento menos deseado, sobre todo durante nuestras jornadas laborales. La migraña es uno de los tantos males que afecta a la sociedad de hoy en día por múltiples razones y entre una de ellas se encuentra el inevitable estrés cotidiano que le añadimos a nuestro ritmo de vida durante cada día. Incluso, hasta algunas personas no solo le basta con la aparición de esta molesta afección, sino que también tienen que lidiar con náuseas repentinas en algunos casos.

Tener un intenso dolor de cabeza nos impide realizar nuestras actividades de la forma más corriente y fácil, por lo que cada carga de responsabilidad que tengamos encima se nos hará pesada para sobre llevar. Sin embargo, muchas veces nosotros mismos tenemos las herramientas necesarias para evitar la aparición de esta clase de malestares.

Una de las causas más frecuentes por las que una migraña hace de las suyas se debe a la falta de sueño, o por el contrario el exceso de las horas de sueño. Es por esto que mucho antes de darte una recomendación para aplacar con la migraña te recomendamos que chequees hábitos tan simples como tus horarios de descanso, comida y qué precisamente estás consumiendo como para notar dónde se encuentra el problema.

Si conoces muy bien tus razones y aun así no encuentras alternativas que te curen de este malestar, te tenemos algunas opciones naturales que tú mismo puedes preparar sin dificultad alguna.

Té de jengibre y limón

El jengibre posee propiedades analgésicas y antiinflamatorias por lo que te será útil preparar una infusión a base de este. Todo lo que precisarás para realizarlo será una taza de agua, una cucharada pequeña de la raíz del jengibre rallado y el jugo de medio limón.

Todo lo que deberás hacer es poner a calentar el agua a una olla y justo cuando esta haya llegado a su punto de ebullición es cuando agregaremos el jengibre rallado. Dejamos que el ingrediente se pose bien como por unos dos minutos, retiramos del fuego para colocarle el jugo de limón y enseguida dejarlo reposar. Y estará listo para beber.

Té de Santa María

Una de las hierbas conocidas por sus poderes analgésicos. Para preparar esta infusión necesitarás una cucharada de esta hierba en una taza de agua hirviendo. Es importante siempre dejar reposar las infusiones antes de ingerirlas.  Recuerda que si presentas migraña lo ideal es que no te esfuerces. Descansa.

Manzanilla y miel

Nada como una buena manzanilla para calmar los dolores, en especial si la tomamos en un rico té endulzado con miel. Para el té de manzanilla y miel tendrás que conseguir una cucharada de flores de manzanilla y hervirla en una taza de agua. Ten presente que si necesitas tomar esta infusión más de una vez al día, dobla la cantidad de los ingredientes para guardar la infusión.  Agrega las flores de manzanilla al agua y déjalas al fuego hasta que llegue a su punto de ebullición. Deja reposar, cuélalas y añade la miel necesaria para su dulzor y listo.

Deja tu comentario!