¿Cómo adelgazar con alcachofa?

Lo sabio de la naturaleza no solo se evidencia en la variedad de productos que ofrece para alimentarse sanamente, sino en la amplia gama de opciones que cuentan con eficientes propiedades ideales para peso de manera segura y efectiva. Entre ellas, la protagonista de hoy: la alcachofa.

¿Por qué la alcachofa es tan efectiva para perder peso?

Antes de pasar a las propiedades de la alcachofa, es necesario enfatizar en que esta no ayuda a adelgazar pos sí sola, sino que facilita la digestión de las grasas y tiene un potente efecto diurético. Esto implica que para percibir resultados positivos, han de restringirse el consumo de azucares y grasas, además de complementar el tratamiento con una alimentación balanceada y algo de ejercicio.

¿Qué propiedades tiene la alcachofa?

  • Es antioxidante: el vegetal cuenta con buena cantidad de vitaminas – entre las que figuran la vitamina C y B1 – además de minerales como el fósforo, magnesio, hierro, potasio y calcio.
  • Contribuye a la disminución y control de los niveles de colesterol y azúcar en sangra gracias a su alta composición de fibra; cualidad que le hace ideal para aliviar los síntomas del estreñimiento. Pero esa no es la única ventaja, pues provoca sensación de saciedad.
  • Es digestiva: al componerse de cinarina, estimula la secreción biliar lo que a su vez repercute en la óptima digestión de las grasas.
  • Es diurética: la alcachofa promueve la diuresis, lo que resultar de gran utilidad en la prevención de retención de líquidos en el cuerpo.
  • Tiene poco aporte calórico: la alcachofa apenas contiene 1% de grasa, reducidas cantidades de proteínas e hidratos de carbono, lo que equivale a un mínimo aporte calórico convirtiéndose en el alimento ideal de quienes buscan adelgazar.

Té de alcachofa, su aliado para perder peso

Para sacarle provecho a todas las propiedades de la alcachofa, nada mejor que tomar su infusión, la cual preparará con:

  • 1 taza de agua
  • 20 gr de hojas de alcachofa

El procedimiento es simple, después de lavar muy las hojas de la alcachofa, se dispóngalas en un recipiente con el agua para llevarlas al fuego permitiéndoles hervir durante unos cinco minutos; apague, permítale reposar y tendrá lista la infusión que tomará media hora antes de cada comida.

Otra forma de sacarle provecho a las bondades de la alcachofa es a través de las cápsulas o pastillas de venta comercial en tiendas especializadas en productos naturales, las cuales brindan las mismas prestaciones que si consume a diario el vegetal en ensaladas o toma la infusión preparada a partir del extracto de sus hojas entes mencionada.

Contraindicaciones:

Es necesario consultar con su médico de cabecera si es apto para  consumir el producto; la razón de la recomendación se sustenta en que la ingesta de la infusión puede generar efectos secundarios  en quienes no la toleren. De presentar malestar, conviene reducir la cantidad y frecuencia con la que se toma, pero de persistir, lo más sensato es suspenderla de manera definitiva.

Deja tu comentario!