Dígale adiós a la cistitis con estas alternativas naturales

La cistitis es reconocida como una de las infecciones más extendidas entre las mujeres, aunque sus causas pueden ser distintas, la mayoría de las veces es producida por la acción de la bacteria Escherichia coli, que deja el intestino – donde existe de manera natural – para acceder al tracto urinario generando una dolorosa inflamación de la vejiga. Conozca los remedios caseros que pueden ayudarle a deshacerse de los síntomas y molestias de esta desagradable patología.

Dígale adiós a la cistitis con estas alternativas naturales

¿Cuál es el origen de la cistitis?

La infección puede tener su origen en causas muy variadas, siendo el más común, el simple hecho de aguantar las ganas de orinar; sin embargo, otros detonantes pueden ser la utilización de métodos de control de natalidad, heridas producidas por una relación sexual y cambios hormonales durante el embarazo o la menopausia,

Síntomas y prevención:

La sintomatología de la cistitis se destaca por un ardor extremo al orinar que se acompaña con dolores agudos y punzantes en el área abdominal. Entre las medidas de prevención de la infección está evitar la elevada y prolongada humedad de la zona genital. Prácticas tan inocentes como  mantener el bañador mojado por demasiado tiempo en cuando se va a la playa o piscina en verano, puede favorecer su aparición.

Alternativas naturales para combatirla

Aunque es el médico la  persona indicada para detener la infección desde el primer momento – de hecho, la infección es reconocida por ser una de las principales causante por las que las mujeres acuden a su doctor de cabecera – es posible evitarla implementando una serie de remedios naturales sencillos de preparar y muy accesibles que le permitirán proteger su cuerpo, o en su defecto, mejorar los molestos síntomas:

  • Beber dos veces al día, un vaso de agua en el que se disolverá, bien sea una cucharadita de bicarbonato de sodio o dos de vinagre de manzana y miel.
  • Comer tres dientes de ajo diarios, puede ser dentro de las comidas o como si se tratase de unas capsulas.
  • Preparar en un litro de agua, un caldo que incluya 3 o 4 cebollas y un rábano picante hervido con semillas de mostaza, del mismo se harán tomas pequeñas a lo largo del día. La cebolla cuenta con propiedades antibacterianas y diuréticas, favoreciendo la desinflamación.
  • Tomar tres vasos de zumo de arándanos ácidos al día, – de preferencia, preparado en casa, aunque puede comprarse en cualquier supermercado – su contribución al alivio de la cistitis se debe a que la fruta contiene cierta sustancia antioxidante que impiden que le imposibilita a las bacterias, adherirse a las paredes de las vías urinarias, facilitando por ende, su expulsión a través de la orina.
  • Tomar baños de asiento con la mezcla de agua templada y unas gotas de aceite esencial de pino; otra alternativa es combinar en una olla con un litro de agua, 2 cucharadas de tomillo y 2 de romero para llevarlas a la cocina hasta que hierva, para luego – con sumo cuidado – verter el contenido al de la tina.
  • Preparar una infusión de perejil, bastará con hervir en una taza de agua dos cucharadas durante diez minutos.

Deja tu comentario!