Infección urinaria

¿Qué es?:

Screenshot_172Las infecciones en las vías urinarias pueden ser de varios tipos, ya que sus causas se encuentran en la llegada de microorganismos ajenos a ese entorno, como pueden ser los virus, parásitos, hongos y bacterias, entre los cuales estas últimas suelen ser las más comunes, como en el caso de la Escherichia coli que vive en el intestino.

 
Por otro lado, las infecciones pueden suceder de forma externa (por contacto directo con una superficie contaminada) o interna (por medio de la sangre) y pueden afectar distintas zonas del tracto urinario, como los riñones, uréteres, vejiga o uretra.

 
Suelen ser altamente contagiosas, especialmente cuando el sistema inmunológico esta bajo en sus defensas (situación bastante común durante el embarazo), por lo que se recomienda evitar el contacto hasta que la infección este completamente curada y mantener una higiene adecuada, extremando las precauciones.

 
Los síntomas son variables. Los más comunes y reconocibles son el ardor al orinar y las ganas contínuas de ir al baño sin la presencia de líquidos en la vejiga. Pero en algunos casos puede suceder que no se presenten estos síntomas por lo que será necesario una observación más cuidadosa.

 

En el caso de las mujeres, es posible notar una infección por medio del análisis del flujo vaginal. Si presenta características extrañas como mal olor, o espesor similar al queso es probable que este en un proceso infeccioso. También el picor y el enrojecimiento de la vulva pueden ser señales de infección.

 
Algunas mujeres pueden presentar dolor o ardor en la zona de la vagina luego de mantener relaciones sexuales, pudiendo ser un sígno de una infección urinaria común.

 
El color anormal en la orina, sea este turbio o espeso, o la aparición de sangre al orinar, puede ser un indicio de infección tanto para hombres como para mujeres.

 
El dolor en la zona lumbar o en el costado, acompañado de alguno de estos síntomas debe ser tomado en cuenta, ya que una infección urinaria recurrente podría terminar afectando también a los riñones. En estos casos la infección suele verse acompañada de fiebres altas y en algunos casos mareos, escalofríos y vómitos.

 
En el caso de los niños, es preciso estar atentos a cosas como incontinencia urinaria recurrente, trastornos alimenticios, irritabilidad y fiebre sin motivos aparentes.

 
En todos los casos si se presentara alguno de estos síntomas es bueno identifiar de que tipo de infección se trata, ya que el tratamiento natural puede variar. Sin embargo, la alimentación debería ser modificada en todos los casos hasta lograr la desaparición total de los síntomas.

Estilo de vida y emociones:

Las vías urinarias se encuentran directamente relacionadas con la ingesta y administración de líquidos, por lo que el elemento agua cobra vital importancia en estos casos.

 
Será necesario beber al menos 3 litros de agua por día y no retener la orina, ya que esto podría aumentar los síntomas de una infección.

 
También es preciso dejar de beber alcohol, café y otras bebidas estimulantes y dentro de lo posible eliminar también el tabaco ya que estos habitos debilitan las defensas.

 
El descanso adecuado y la erradicación de la ansiedad pueden contribuir a una pronta recuperación de todo el organismo.

Alimentación:

Lo ideal en estos casos es dejar por un tiempo los azucares y el maní junto con sus derivados y en cambio, aumentar los zumos con vitamina C, tales como el agua de limón o de naranjas. Las verduras con un alto contenido de agua suelen ser muy beneficiosas, así como una amplia variedad de frutas entre las cuales se destaca el coco.

Mejores Remedios:

Los remedios naturales dependeran en gran medida del carácter que tenga la infección.

Uno de los remedios más difundidos en el caso de las mujeres es el ajo, por sus propiedades antibióticas, para lo cuál se colocará un diente pelado y machacado dentro de una gasa, que se introducirá con un hilito dentro de la vagina, como si se tratara de un tampon.

La tintura de caléndula es excelente para todo tipo de infecciones urinarias, especialmente de caracter crónico, teniendo que continuar el tratamiento hasta que desaparezcan los síntomas más la misma cantidad de dias que tardaron en desaparecer.

Mejores Remedios

Los remedios naturales dependeran en gran medida del carácter que tenga la infección.

Uno de los remedios más difundidos en el caso de las mujeres es el ajo, por sus propiedades antibióticas, para lo cuál se colocará un diente pelado y machacado dentro de una gasa, que se introducirá con un hilito dentro de la vagina, como si se tratara de un tampon.

La tintura de caléndula es excelente para todo tipo de infecciones urinarias, especialmente de caracter crónico, teniendo que continuar el tratamiento hasta que desaparezcan los síntomas más la misma cantidad de dias que tardaron en desaparecer.

Deja tu comentario!