La dieta de la alcachofa

Screenshot_231Aunque muchas famosas la volvieron a poner de moda, la dieta de la alcachofa ya era utilizada por nuestras antepasadas para quitarse esos kilitos de más.
La alcachofa es uno de los alimentos adelgazantes más eficaces porque es muy baja en calorías y tiene la virtud de eliminar fácilmente las grasas del organismo y combatir la retención de líquidos.
Para adelgazar unos kilitos, pero con cuidado, tienes que seguir durante tres días a la semana el siguiente menú:
  • Desayuno: Leche descremada o yogur. Pan integral con queso y jamón o cereales integrales.
  • A media mañana: Una infusión de alcachofa. Prepárala echando unas dos o tres hojas de alcachofa cruda (procurando que no sean muy duras) en una taza de agua caliente. Su sabor es algo amargo, por lo que puedes añadirle un cucharadita de miel.
  • Comida: Parrillada de verduras en la que, evidentemente, las alcachofas no pueden faltar. Pescado o pollo a la plancha o al horno. Una pieza de fruta.
  • A media tarde: Un yogur descremado. Una infusión de alcachofa.
  • Cena: Alcachofas hervidas. Queso fresco o tortilla. Una pieza de fruta.

Recuerda que es durante tres días. El resto de la semana, sigue una dieta equilibrada y sin excesos.

Consejo importante:

Ya que dejes  las alcachofas, hay que mantener una alimentación balanceada y ejercicio para no recuperar lo perdido en el mismo corto tiempo.

Dietade-la-alcachofa

Guardado en Tips Etiquetas:

Deja tu comentario!