¿Qué es la prostatitis y cómo tratarla con remedios naturales?

La inflamación de la próstata es un problema bastante común entre los hombres sin importar la edad, no obstante, son los de edad avanzada quienes tiene mayores probabilidades de  sufrirla. Aprenda a combatirla con alternativas naturales y evite someterse a una cirugía.

Qué es la prostatitis y cómo tratarla con remedios naturales

La prostatitis es el agrandamiento de la próstata derivada de su inflamación; en la mayoría de las veces, tiene su origen en una infección bacteriana de sus glándulas. Lejos de los que se especula, existe vínculo entre ella y el desarrollo de un cáncer en dicho órgano.

¿Cuáles son los síntomas de la prostatitis y cómo combatirla?

Entre la sintomatología del agrandamiento de la próstata se destacan:

  • Dolores en la espalda
  • Dificultades para orinar y presencia de sangre en la orina
  • Impotencia

De no tratarse oportunamente, la prostatitis puede desencadenar problemas más severos, de ahí la necesidad de acudir al médico ante dichos síntomas, quien determinará además las pautas a seguir para su tratamiento.

Entre las medidas a tomar, está alimentarse correctamente; el tratamiento de la afección demanda una nutrición adecuada que incluya muchos vegetales, legumbres, pescado azul, aceite de oliva, frutas y cereales integrales; en contraparte, habrá de disminuir el consumo de alimentos que actúen a favor de la inflamación, entre ellos, la cafeína, frituras y frituras.

Tratamientos naturales para tratar la prostatitis

Los siguientes ingredientes cuentan con particularidades propias que le hacen eficaces en el tratamiento de la enfermedad debido a que desinflamen la próstata; veamos:

  1. Pau d´arco:

Originario de las selvas tropicales del sur de América, es un árbol que sobresale gracias a lo poderosas de sus propiedades antibacterianas, de ahí lo conveniente de su ingesta para quienes sufren de prostatitis derivada de bacterias. Como dato adicional, el Pau d´arco es altamente eficiente para combatir la E. coli.

  1. Palma enana americana:

Cultivada en las costas del sureste norteamericano y en algunas zonas de África y Europa mediterránea, es una palmera pequeña cuya composición le convierte en aliada contra la prostatitis puesto que contribuyen a reducir la inflamación en menos de un mes y sin riesgo de sufrir efectos secundarios.

  1. Quercetina:

El efecto antioxidante de este flavonoide disponible en alimentos como el té verde, la cebolla, el vino tinto e hipérico – o hierba de San Juan – es conocido dentro de la medicina natural por su eficacia en la eliminación de los radicales libres que comprometen la salud de las células; sin embargo, se han evidenciado casos en las que su efectividad se extiende a la mejoría de los síntomas de dos clase de prostatitis: la crónica no bacteriana y la prostatodinia.

  1. Pygeum o ciruelo africano:

La última alternativa de la lista es oriunda de las regiones de áfrica y altamente recomendada por aportar beneficios inigualables a pacientes con prostatitis. También conocido como ciruelo africano, el pygeum es empleado en la medicina alternativa para paliar los síntomas de la hiperplasia benigna de próstata. Tomar apenas 200 miligramos de su extracto al día, puede sugerir una mejoría de la condición que muy pocos remedios caseros le equipa.

 

Deja tu comentario!