¿Qué es la úlcera tropical y los tratamientos naturales idóneos para combatirla?

La piel no solo es el órgano más grande del cuerpo, sino uno de los más importantes, de ahí que todo lo que le aqueje representa molestia. Afortunadamente la medicina natural, representa una excelente aliada para eliminar cualquier signo que la perturbe, entre ellos, la ulcera tropical.

Qué es la úlcera tropical y los tratamientos naturales idóneos para combatirla

Se conoce bajo el término úlcera tropical a la enfermedad de la piel provocada por acción de los agentes S. aureus y el estreptococo del grupo A con los que se suele hacer contacto en barro o aguas de movimiento lento. Como su nombre lo hace entrever, tiene mayor auge en zonas tropicales siendo los niños, ancianos y personas con antecedentes diabéticos lo más vulnerables a su desarrollo. ¿Quiere conocer más? acompáñenos a descubrir sintomatología y tratamiento.

¿Cuáles son los síntomas de la úlcera tropical?

También conocida como “enfermedad de la pobreza” debido a su mayor frecuencia en poblaciones de bajos recursos que carecen de fuentes de aguas puras y limpies, la úlcera tropical presenta síntomas que van avanzando paulatinamente ¿Qué implica esto? que mientras algunas personas desarrollan la lesión como tal, en otras son evidenciados síntomas adicionales, entre ellos, fiebre, inflamaciones en forma de bultos, dolor localizado y zonas gruesas en la piel. Su estado más crítico se alcanza cuando la infección consigue llegar al hueso.

¿Cómo tratar la úlcera tropical con alternativas caseras?

1.      Aloe vera y miel:

La primera en la lista es una mascarilla que fusiona el poder de la miel como deshidratante de agentes malignos para dejarle limpia y sin infecciones, con las propiedades cicatrizantes, renovadoras e hidratantes del aloe vera. Aplique de forma tópica el resultado de combinar en una licuadora:

  • 3 cucharadas de miel
  • El cristal interior de una hoja de áloe vera

Deje que la mascarilla repose sobre la zona afectada por unos 20 minutos y aclare con abundante agua. Repita la operación por lo menos un par de veces al día.

2.      Jugo de apio y col verde:

La fibra, antioxidantes y clorofila presente en la compasión de la col verde le convierten en coadyuvante en la recuperación de los tejidos. Combine junto a dos vasos de agua:

  • ½ col verde
  • 1 rama de apio

Luego de lavar muy bien los ingredientes, córtelos y llévelos a la licuadora para procesar por unos pocos minutos; el resultado deberá tomarlo – sin colar – 3 veces al día.

3.      Compresas de zanahoria:

Favorezca el proceso de cicatrización con una alternativa casera de gran eficacia al promover la recuperación del tejido lesionado. Hacerse de la compresa de zanahoria demanda:

  • 250 ml de agua
  • 1 zanahoria

Hierva hasta cocer la zanahoria en el agua, retire y procese hasta lograr una pasta homogénea que aplicara directo en el área afectada para que actúe por espacio de media hora. Retire e higienice con un paño húmedo. Potencie el efecto tomando el jugo preparado con un litro de agua y dos zanahorias.

4.      Infusión de jengibre:

La propiedad antinflamatoria del componente le hace invaluable para mejorar las lesiones y combatir el dolor. Prepare un té con:

  • 1 taza de agua
  • 1 raíz de jengibre

Bastará con llevar el agua a la cocina para que hierva; roto el hervor, incorpore la raíz bien picada y deje infusionar por 3 minutos más. Baje del fuego, cuele y espere a que enfríe un poco antes de tomarlo. Conviene que tome dos preparaciones diarias.

 

Deja tu comentario!