Las propiedades de la cebolla como aliada de la salud

Aunque su verdadera fama se le atribuye al increíble sabor que aporta como ingrediente culinario, la cebolla cuenta con propiedades capaces de aportar números beneficios a la salud. Combata molestias o enfermedades con una verdura cargada de poder curativo, solo con incluirla en su dieta.

¿Qué tiene de especial la cebolla?

El potasio y bajo contenido de sodio presentes en la cebolla la convierten en un alimento con valiosas propiedades depurativas y diuréticas; su consumo regula contribuye a la prevención de retención de líquidos, a la par que promueve la liberación de las toxinas del organismo haciéndola beneficiosa para la próstata y riñones.

Pero eso es apenas el comienzo pues de igual manera:

Previene la anemia:

El fósforo, vitamina E y hierro que guarda su en composición le confieren propiedades antianémicas capaces de contribuir a la reposición de la pérdida de sangre, así como la regeneración de glóbulos rojos.

Mejora la circulación:

El nivel de quercetina del alimento fomenta la circulación sanguínea, lo que junto al sílice presente le dan protagonismo como preventivo del envejecimiento de las venas y arterias, por ende, de sufrir trombosis.

Ayuda a aliviar el resfriado:

Las enfermedades respiratorias se ven aplacadas por las vitaminas A y C; de hecho sus aceites esenciales derivados del azufre, tienen el poder de aplacar los síntomas de resfriado, gripes,  catarro, e incluso, bronquitis.

Previene enfermedades del sistema nervioso:

Aquí hace peso el contenido de potasio y vitamina B, ambos indispensables para lograr óptima transmisión y generación del impulso nervioso; por otra parte, el magnesio se encarga de potenciar el buen funcionamiento del sistema nervioso y muscular.

Contribuye a la pérdida y control ideal del peso:

¿Está en plan de adelgazar? sin duda, gracias a su bajo aporte calórico ¡la cebolla debe ser parte de su dieta! asimismo su elevado contenido de fibra la hace auxiliar en la mejora del tránsito intestinal mientras que depura y se deshace de las toxinas, con el plus de brindar sensación de saciedad. ¿Qué más se le puede pedir?

Es antioxidante:

Al reunir vitaminas A, C, flavonoides – entre ellos las quercetina y antocianina – además de azufre, la cebolla se convierte en poderoso antioxidante natural.

Ventajas adicionales:

  • Su contenido de folatos, le convierte en alimento ideal para niños y mujeres embarazadas
  • puesto que incentiva el crecimiento y el buen desarrollo del feto durante las primeras semanas de gestación.
  • Los componentes azufrados presentes en la cebolla, son antiasmáticos y antinflamatorios naturales, de ahí lo indicado de su consumo en casos de asma e inflamaciones.
  • El potasio implícito en la verdura es coadyuvante en el control de la hipertensión, pues como se explicaba al principio, actúa a favor de la eliminación excesiva de líquidos acumulados, lo que a su vez repercute en la reducción del riesgo de padecer gota y cálculos renales.
  • Es antiséptico, aplicada de forma externa, funciona como antiséptico natural con capacidad de reducir incluso, la inflamación renal.
  • Contribuye a disminuir el colesterol en la sangre, incrementando la capacidad natural del organismo de disolver coágulos internos.

Deja tu comentario!