Lo que debe saber sobre el hinojo antes de comenzar a consumirlo

Si bien el hinojo le debe su fama a su efecto aliviador de problemas digestivos y respiratorios, lo cierto es que sus usos van más allá sirviendo de coadyuvante en el tratamiento de muchos padecimientos. Veamos.

¿Qué es el hinojo y sus principales usos?

El abanico de alternativas medicinales del hinojo es bastante desplegado, planta aromática de origen mediterráneo de la que es aprovechable su semilla e hierba. Por lo general, su uso tiene mayor arraigo en tratamientos de problemas digestivos – llámese exceso de gases, acidez, indigestión, distención abdominal e incluso, inapetencia – no obstante se le ver actuar de manera eficaz en el alivio de padecimientos respiratorios.

Al ser una planta con propiedades antiespasmódicas, consigue relajar los bronquios calmando cuadros de bronquitis, tos y asma; pero eso no es todo, la infusión puede contribuir también a:

  • Eliminar cólicos siempre que se mezcle con manzanilla; bastará con preparar un té de ambos componentes, dejarle reposar y tomar el resultado dos veces por día.
  • Ayudar en el tratamiento del cólera.
  • Deshacerse de los cálculos renales desintegrándolos a la par que acaba con los dolores asociados a la condición.
  • Acabar con obstrucciones de la vesícula e hígado.
  • Controlar la incontinencia urinaria, mejorar los problemas de visión, además de darle fin a dolores de espalda y los producidos por la gota.
  • Como aliado de las mujeres disminuye la menstruación, facilita el trabajo de parto y es ideal para aumentar la producción de leche en madres lactantes.

¿Cómo aprovechar sus beneficios?

  • En infusión: el té de hinojo se prepara hirviendo una taza de agua a la que le adicionará una cucharadita de semillas machacadas dejándole reposar para tomar tibio bien sea de forma natural, o endulzado con miel.
  • En pastillas, gotas o cápsulas: es sencillo encontrar cualquiera de estas presentaciones en tiendas naturistas; sin embargo es aconsejable informarse antes de adquirir algún producto, ya que habitualmente, en dichos sitios pueden instruirle acerca de la dosis o gramos que deberá ingerir conforme al padecimiento o enfermedad que pretenda tratar.

Posibles efectos secundarios del consumo de hinojo:

Aunque se trate de un remedio natural que en dosis normales no genera efecto adverso alguno, el hinojo está contraindicado en mujeres embarazadas. Asimismo, se aconseja no utilizarle en caso de sufrir de alguna clase de alergia luego de ingerir zanahoria o apio ya que la planta suele producir la misma reacción.

Por último, será necesario poner especial cuidado a la ingesta de la planta junto a algunos medicamentos, sobre todo, con antibióticos, y fármacos utilizado para el cáncer conocidos como tamoxifeno.

Está más que claro, que el hinojo es de esas plantas que la naturaleza nos regala para utilizarla en favor de la salud en general –y que exceptuando los casos antes mencionados al igual que pastillas bajo el uso de anticonceptivas y estrógenos – puede sacársele el máximo provecho. Sus propiedades y poderes curativos contribuyen a la mejora de la calidad de vida de forma natural, accesible y económica.

Deja tu comentario!