Mejore sus índices de colesterol con infusión de alcachofera

Son muchas las alternativas naturales con las que tratar ciertos trastornos que perjudican la salud cardiovascular, una de ellas es la alcachofera. Controle sus niveles de colesterol con una infusión que optimiza la función del hígado y evite tener que acarrear consecuencias severas más adelante.

¿Qué es la alcachofera?

Se trata de una planta de gran utilidad dentro de la medicina alternativa debido a la cantidad de beneficios que puede aportarle a la salud. Su efectividad radica en la potente acción que ejerce sobre la función hepática; recordando la importante relación existente entre el hígado y el colesterol – pues es preciso ese órgano quien tiene la tarea de metabolizar las grasas – la alcachofera se convierte en aliada eficaz en la lucha contra el colesterol.

Propiedades de la planta:

Cafeico, oleico, linoleico y cafeolquínico, son algunos de los tipos de ácidos presentes en la composición de la planta de la alcachofa; adicional a contar con efectividad comprobada en la prevención y mejora de las enfermedades cardiovasculares – llámese arteriosclerosis, colesterol o hipertensión – favorecen y celebraran de igual forma la recuperación en pacientes que han sufrido de infarto o angina de pecho.

Pero eso no es todo, la efectividad de la alcachofera se extiende a la contribución en regímenes para adelgazar, adicional a conseguir una óptima regulación del azúcar en sangre, mejorar el tránsito intestinal y prevenir la retención de líquidos. Sin duda un compendio de beneficios inigualables para su organismo.

¿Cómo combatir el colesterol con la alcachofera?

Acceder a las propiedades de la alcachofera y hacer bajar esos índices de colesterol demanda contar con los siguientes ingredientes naturales:

  • 1 litro de agua
  • 5 hojas de alcachofera (y algunos tallos si lo prefiere)
  • El jugo de ½ limón
  • Estevia o miel para endulzar (opcional)

Procedimiento:

La elaboración de este poderoso remedio casero demanda seguir los pasos que se enumeran a continuación:

  1. Disponer de una olla en la que cocer en agua las hojas y los tallos de alcachofera
  2. Permitir que hierva – a juego medio – por espacio de 15 minutos
  3. Retirar de la fuente de calor y dejar que repose por unos 5 minutos sin destapar cuidando de tapar la olla a fin de que se concentre más el sabor
  4. Incorporar el jugo de limón, y si lo prefiere, endulzar al gusto, lo que es recomendable considerando que el sabor es bastante amargo.

¿Cómo tomarlo?

Separe la preparación en tres tomas que consumirá a lo largo del día, media hora antes de cada una de las tres comidas principales. El tratamiento debe prolongarse durante un mes; transcurrido este tiempo, repita los análisis de sangre para comprobar como sus valores han logrado equilibrarse.

Otra forma de aprovechar las bondades de la alcachofera para reducir los niveles de colesterol es tomar la bebida medicinal a modo de caldo. En ese caso, sustituya la estevia o miel por una pizca de sal marina para condimentarlo.

Contraindicaciones:

La ingesta del remedio casero es desaconsejable para quienes padecen de cálculos biliares o importante hiperacidez gástrica. Asimismo, tampoco conviene que mujeres embarazadas lo consuman, pues son desconocidos los efectos sobre la salud del feto.

Deja tu comentario!