PLANTAS MEDICINALES COMO ANTIINFLAMATORIOS NATURALES

En la actualidad se conocen muchas plantas medicinales con propiedades antiinflamatorias que pueden funcionar tan bien como cualquier fármaco para tratar una inflamación que podemos haber sufrido. Las inflamaciones pueden ser provocadas por traumatismos, contusiones o infecciones en alguna parte de nuestro organismo. Afecciones como el asma, la artritis, problemas digestivos, renales, cardíacos o cáncer pueden provocar una inflamación. Normalmente, para disminuir o aliviar el dolor que conlleva la inflamación, solemos hacer uso de fármacos que a menudo provocan efectos secundarios serios o no deseables, como las úlceras de estómago por ejemplo. Estos medicamentos pueden ser reemplazados en muchos casos por plantas medicinales naturales que cumplen la misma función antiinflamatoria. La escasa difusión que se hace de estos remedios naturales hace que no sean apenas conocidos, pero sus propiedades analgésica y antiinflamatoria hacen de estos una alternativa sin efectos secundarios de riesgo a tener en cuenta.

Existe una amplia variedad de plantas medicinales con propiedades antiinflamatorias y analgésicas que pueden ayudar a tratar el dolor provocado por cualquier lesión o dolencia derivados en una inflamación.

Te presentamos a continuación las plantas medicinales antiinflamatorias más comunes, utilizadas y recomendadas por médicos que existen y que podemos adquirir en cualquier herbolario o tienda especializada:

Plantas con propiedades antiinflamatorias más recomendadas

Harpagofito:

HarpagofitoLa planta harpagofito es un arbusto rastrero que crece en el sur de África. Se caracteriza por sus frutos en forma de gancho, de ahí su sobrenombre “Garra del diablo”. Sus hojas son verdes, carnosas y opuestas, y sus flores grandes, tubulosas y de color morado. Sus propiedades más importantes son antiinflamatorias y analgésicas, es por eso que se recomienda por encima de todo en artritis, artrosis, dolores articulares y problemas reumáticos. Esta planta medicinal carece de efectos secundarios importantes. Podemos tomar harpagofito por decocción de su raíz, aunque también lo encontraremos en polvo, comprimidos o infusiones en cualquier herbolario.

Cúrcuma:
Curcuma
La cúrcuma se emplea en gastronomía comúnmente como especie, dotando de color amarillento y de semblante a la mostaza a los alimentos. Las propiedades antiinflamatorias de esta planta se deben a la curcumina, ingrediente que se halla en la propia planta. A parte de la disminución del dolor provocado por una inflamación, la cúrcuma tiene otras muchas propiedades beneficiosas y preventivas para la salud como mejora de la digestión, depuración del hígado o reducción del colesterol entre otras. También algunos estudios han apoyado su papel preventivo sobre el cáncer y alzheimer. En definitiva, la cúrcuma actua también como un potente antioxidante, del cual podemos beneficiarnos a la vez que condimentamos nuestros platos con su agradable sabor y apetecible color.

Sauce blanco:
Sauce-blanco
El sauce blanco pertenece al género de las salicáceas. Es un árbol de hoja perenne que alcanza de 8 a 12 metros de altura, característico por sus numerosas y finas ramas repletas de hojas muy pequeñas. El ácido acetil salicílico que se encuentra en la común “aspirina”, es obtenido por el ácido salicílico que a su vez se obtiene de la salicilina que contiene generalmente la planta, aunque a mayor concentración se encuentra en corteza y hojas. Las propiedades medicinales de la salicilina son principalmente analgésicas y antiinflamatorias entre otras. También se emplea para rebajar la fiebre. Para aliviar cualquier dolor, ya sea de cabeza, por menstruación o musculares, puede consumirse sauce blanco por decocción de la corteza seca, infusiones de sus hojas o adquirir polvo de sauce blanco en herbolarios.

Deja tu comentario!