Propiedades del cardo mariano

(Silybum Marianum, Cardo Lechal) El cardo mariano florece en primavera. Se reproduce por medio de los frutos, que se llaman aquenios; éstos se siembran en otoño directamente en la tierra. La parte que interesa con fines terapéuticos es el fruto (aquenio).

cardo mariano

Los frutos contienen aceites, albuminoides, taninos y un principio amargo. Además, en su composición también encontramos flavo-lignanos como la silimarina y otros compuestos afines. Tiene acciones aperitivas, colagogas, acción protectora sobre el hígado, acción digestiva, diurética y antipirética. En el cocimiento de los frutos molidos se han encontrado diversas aminas como la histamina, la tiramina y la agmatina. Por estos compuestos se ha estudiado la posibilidad de emplear los frutos en personas que padecen de tensión baja, para evitar bruscas caídas de presión. En uso externo el cardo mariano se utiliza para aliviar hemorroides, varices y úlceras de piernas.

De entre sus diversas acciones farmacológicas podemos destacar:
a) Hepatoprotector. Aumenta la capacidad detoxicadora del hígado.
b) Protector dermatológico. Normaliza la replicación celular en la piel.
c) Antioxidante.
d) Antiinflamatorio.

Las posibles aplicaciones del cardo mariano son: psoriasis, toxicidad hepática, ictericia, hepatitis, cirrosis, resaca, cálculos biliares, insuficiencias hepatobiliares, dispepsias hiposecretoras, antioxidante, etc.

DERMATOLOGO

Deja tu comentario!