Propiedades del nogal

(Junglans regia, Nocedo, Noguera) El nogal es originario de Asia central, se halla difundido por toda Europa central y meridional, así como por el norte del continente americano. Prefiere los valles abrigados y los terrenos arenosos.

nogal

Las hojas y la nogalina (cáscaras verdes de los frutos), contienen abundantes taninos de tipo gálico y catéquicos (9%-11%), que le confieren su propiedad fuertemente astringente; así como derivados quinónicos, el más importante de los cuales es la juglona, sustancia amarga que, junto con la vitamina G y los ácidos orgánicos, explica sus propiedades antisépticas, cicatrizantes, tonificantes, vermífugas e hipoglucemiantes. Estas son sus principales aplicaciones:

Trastornos digestivos: su intensa acción astringente hace que las hojas de nogal y la nogalina (cáscara verde) resulten útiles en todos los casos de diarrea, gastroenteritis, colitis, descomposición intestinal y flatulencias. Su acción tonificante sobre los órganos de la digestión, se manifiesta por un aumento del apetito, una mayor rapidez en el paso de los alimentos por el estómago, y una mayor secreción de bilis y jugo pancreático. Los dispépticos, inapetentes y convalecientes, conseguirán mejorar con su uso.

Trastornos ginecológicos: la leucorrea (flujo blanco), la cervicitis o colpitis (inflamación del cuello de la matriz) y las úlceras del cuello de la matriz, constituyen la aplicación más importante del nogal. Su acción antiinflamatoria y antiséptica es muy eficaz cuando se administra en forma de irrigación vaginal.

Pero ¡atención!: antes de aplicar ningún tipo de tratamiento en cualquiera de estas dolencias femeninas, se requiere la exploración y valoración del caso por un ginecólogo, para descartar que pudieran ser de origen maligno o canceroso. Las irrigaciones vaginales no deben aplicarse nunca durante el embarazo. Para obtener un efecto más intenso, se recomienda tomar la infusión, además de las aplicaciones locales.

Uretritis (inflamación de la uretra o conducto de la orina) y cistitis: se aplica una decocción de hojas y/o nogalina (cáscaras verdes) por medio de una sonda urinaria, con lo cual se alivia el escozor e irritación que se sienten al orinar, y se desinflaman las mucosas urinarias.

Afecciones de la piel y de las mucosas: la aplicación de una decocción de hojas de nogal o de nogalina (cáscara verde) sobre la piel, resulta muy beneficiosa siempre que se requiera una acción astringente, cicatrizante y antiinflamatoria: eccema, impétigo (costras amarillas), foliculitis, tiña, llagas y úlceras que no cicatrizan. Los sabañones, las anginas, las faringitis, las conjuntivitis y las hemorroides, son otras de las muchas afecciones que mejoran notablemente con su aplicación.

Parásitos intestinales: la acción vermífuga es más intensa en las cáscaras de los frutos verdes (nogalina) que en las hojas.

deabetes

Diabetes: las hojas y la cáscara de los frutos tienen un demostrado suave efecto hipoglucemiante (disminuyen el nivel de azúcar en la sangre). Aunque por sí solas resultan insuficientes para el tratamiento de la diabetes, pueden ser complemento útil de otras medidas dietéticas, pues permiten reducir la dosis de fármacos antidiabéticos. Las semillas de los frutos, es decir, las nueces, contienen un 13% de proteínas de alto valor biológico, un 60′% de grasas formado por ácido linoleico y linolénico, y cantidades importantes de calcio, fósforo y vitaminas A, B1, B2 y B6. Bien masticadas, son un alimento muy nutritivo, idóneo para deportistas, estudiantes y jóvenes en edad de crecimiento.

Convienen a los que padecen agotamiento, astenia o trastornos del sistema nervioso. Según se ha podido comprobar, el consumo habitual de nueces reduce el nivel del colesterol sanguíneo.

Deja tu comentario!