Propiedades de la cáscara sagrada

(Rhamnus purshiana) La corteza de este árbol era usada por los indios del lejano oeste. Muy pronto llamó la atención de los españoles que colonizaron California. Al igual que la corteza de frángula, especie similar que crece en Europa, la cáscara sagrada no debe consumirse hasta después de un año de desecado, pues fresca tiene efectos tóxicos.

cascara sagrada

La cáscara sagrada se da en los bosques de coníferas de la costa oeste de los Estados Unidos y Canadá. No se da en Europa.

La corteza de este árbol contiene glucósidos antraquinónicos (emodina, crisofina), semejantes a los de la frángula, así como otros glucósidos (aloína, crisaloína).

Su intenso efecto purgante, más drástico que el de la frángula, se debe a la combinación de todos estos principios activos, así como otros glucósidos (aloína, crisaloína). Aunque es un purgante enérgico es muy bien tolerado y no produce retortijones ni colitis. Se puede usar durante largos períodos de tiempo, cosa que no ocurre con otros laxantes químicos. Ideal para casos de estreñimiento crónico o atonía intestinal, especialmente en los ancianos. También tiene un suave efecto colagogo y eupéptico, por lo que facilita el funcionamiento de la vesícula biliar y la digestión.

Precauciones: usar con prudencia en el embarazo, lactancia, menstruación y durante la crisis hemorroidal (produce congestión de la pelvis).

purgante

Deja tu comentario!