Recetas para preparar antiácidos caseros

Si tenemos problemas de reflujo gástrico, se recomienda ingerir antiácidos que nos permitan eliminar esa acides que muchas veces es sumamente incómoda para las personas que la sufren a diario. Recomendamos los antiácidos naturales antes que productos o fármacos comercializados en las principales farmacias, ya que tienden a ser mucho más económicos y son fáciles de digerir por nuestro organismo.

Existen muchos alimentos que tienen propiedades de antiácidos, aunque recomendamos preparar infusiones o batidos para poder incrementar el alcance de las propiedades de los ingredientes naturales que tenemos a nuestro alcance. Es por ello que mencionaremos algunas recetas para preparar antiácidos caseros.

Ingerir agua tibia con una cucharada de bicarbonato de sodio y jugo de limón nos ayudará a eliminar esa acides que acostumbramos a tener, sobre todo luego de una comida grande. Si bien se trata de uno de los remedios caseros más utilizados para la acidez estomacal, se recomienda no ingerir con demasiada frecuencia el bicarbonato de sodio, ya que podría causar un incremento en la presión arterial.

El vinagre de manzana o de sidra de manzana, es sumamente efectivo para combatir ese ardor en nuestro estómago. Recomendamos incorporar dos cucharadas de vinagre de manzana en un vaso con agua, y beber una vez al día. Se recomienda no abusar del vinagre de manzana, ya que podría causar irritaciones dentro del tracto digestivo.

El jugo de patata es otra infusión muy recomendada para quienes buscan remedios caseros para la acidez estomacal. Posee propiedades antiinflamatorias y alcalizantes, por lo que permite calmar el dolor estomacal que las personas con gastritis acostumbran a tener. Se recomienda realizar tratamientos semanales, bebiendo una vez por día durante 7 días, para de esa manera favorecer la digestión y curar la mucosa gástrica que se encuentra dañada. La preparación del jugo de patata es muy sencilla, simplemente deberemos rallar la patata dentro de un recipiente, y luego colocar agua hasta cubrir por completo la patata, y dejar reposar al menos 15 minutos. Luego podremos beber ese jugo para combatir nuestra acidez.

Incorporar avena a nuestras comidas será otra manera de evitar la acidez, ya que actúa como neutralizador de los efectos ácidos que tienen otras comidas. Podemos incorporar avena a sopas o caldos, o simplemente utilizar avena instantánea al beber yogur o leche. Si conseguimos cambiar nuestro hábito alimenticio, incorporando avena a todas nuestras comidas, conseguiremos incorporar una mayor cantidad de fibras y obtener otros beneficios adicionales además de eliminar la acidez, como es el control del colesterol en sangre.

Deja tu comentario!