Remedio contra la piel irritada y con eccema

Screenshot_216Hay un ungüento natural que ya usaban nuestros antepasados para calmar el picor de los eccemas.
Consiste en mezclar dos cucharaditas de nuez moscada recién rallada con la suficiente agua tibia para preparar una pasta consistente y suave. Esta pasta se aplica sobre la zona afectada sin frotar demasiado.

Resulta ideal para las pieles delicadas que sufran frecuentes eccemas e irritaciones cutáneas.

Guardado en Tips Etiquetas:

Deja tu comentario!