¿Sufre de reflujo gástrico? aprenda a combatirlo con remedios caseros

La acidez es un problema que aqueja a millones de personas alrededor del mundo. Aunque medidas tan simples como cenar ligero y aguardar antes de irse a dormir ayudan – y que existen medicamentos destinados a mitigarla – dispone de útiles alternativas naturales de efectividad comprobada no solo en el manejo de los síntomas, sino que puede hacerla desaparecer para siempre; continúe leyendo y aprenda cómo lograrlo.

¿A qué se debe la acidez?

Esa sensación de ardor, quemadura y dolor que le genera ganas de vomitar sucede cuando los ácidos del estómago suben al esófago. Si bien el reflujo gástrico puede tratarse con medicamentos, acabar de plano con la acidez demanda un cambio radical de los hábitos alimenticios, comenzando por evitar la ingestas de comidas capaces de producir o incrementarla; cenar ligero y al menos, un par de horas antes de irse a la cama es otra buena manera de prevenir el problema.

Asimismo, deberá hacer mejoras en su alimentación; aunque no sea sencillo, el esfuerzo valdrá la pena considerando que se librará para siempre del reflujo. En este sentido, el primer paso es delimitar los alimentos que le producen acidez; una vez esclarecidos, descártelos de su dieta.

Otro factor importante es masticar muy bien todo lo que coma, hágalo con tranquilidad y lentitud, no olvide que el estrés es uno de los aspectos que detonan la acidez. Algo de notoria efectividad es distribuir la cantidad de comida en diferentes raciones por día.

Alimentos permitidos y restringidos:

Empecemos por los que debe comer con mayor frecuencia; en este renglón se incluyen el jengibre, las uvas, las manzanas verdes, la albahaca y todo tipo de tés de hierbas; no descarte alimentos crudos, probióticos y la sal marina.

En contraparte, evite la ingesta de alimentos ácidos tales como chocolate, cítricos, frituras, café, grasas, ajo, menta y tomate, pues elevan la acidez estomacal ¡elimínelos por completo de su dieta diaria!

¿Cómo combatir la acidez con remedios caseros?

A las medidas antes mencionadas, se le unen ciertos remedios caseros cuyos componentes tiene la capacidad de aliviar momentáneamente el reflujo, en pocas palabras, logrará calmar la acidez, más no curarla:

  • Ingiera 600 miligramos diarios de extracto de regaliz
  • Tome tres veces al día, la combinación de diez ml de agua hervida con un par de cucharadas de vinagre de manzana
  • Mastique chicle tras cada comida
  • Prepárese un vaso de jugo de aloe vera con zanahoria y tómelo antes de las principales comidas
  • Incluya en su dieta tés de manzanilla, bálsamo de limón, cardo de leche o la planta ibéride, sobre todo, cuando sus platos sean pesados.

Como consejo adicional, deshacerse del desagradable problema demanda:

  • Evitar el cigarrillo y consumo de alcohol
  • Intentar mantener un peso corporal estable
  • No acostarse con el estómago lleno, ni llevar a cabo actividades físicas extenuantes después de comer
  • Dormir un poco inclinado, de preferencia, recostado sobre el lado izquierdo.

Poniendo en práctica las recomendaciones planteadas, es muy probable que calme la fastidiosa acidez y el reflujo, e incluso, la elimine para siempre.

Deja tu comentario!