¿Cómo tratar la foliculitis con alternativas casera?

¿Sufre de constantes erupciones y picazón en la piel? es posible que esté padeciendo de  foliculitis; aunque suele ser confundida con el acné o vellos encarnados, se trata de una afeccion diferente que demanda cuidados específicos a fin de evitar infecciones o complicaciones. Aprenda algunas alternativas naturales con las cuales combatirla.

¿Qué es la foliculitis?

Es el término por el que se conoce a la afección cutánea derivada de la inflamación de los folículos pilosos, por lo que se entiende que puede aparecer en cualquier área del cuerpo. Por lo general, debe su origen a:

  • Depilación con hojilla
  • Roce constante con la vestimenta en ciertas zonas de la piel
  • Infección causada por estafilococos

Respecto a sus síntomas, guarda similitud con el acné y los vellos encarnados pues se manifiesta mediante erupción cutánea, prurito, dolor e inflamación del área afectada – con mayor frecuencia, cuello, ingle, piernas, cara y nalgas  – pero a diferencia de estos, es la debilidad del folículo piloso lo que da paso a bacterias y hongos que desencadenan infecciones.

Alternativas naturales para tratar  la foliculitis

Existen cantidad de tratamientos caseros para la foliculitis, a continuación conocerá los más sencillos y prácticos – apenas le tomará uno pocos minutos diarios – para su preparación y aplicación; no olvide que actuar rápidamente es clave para combatir la afección.

1.     Compresas de agua caliente y sal:

Mientras el calor se ocupa de contribuir a la extracción del pus, la sal le brinda sus propiedades antibacterianas, tan solo necesita disponer de:

  • ½ litro de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 toalla limpia

Lo que debe hacer es calentar en una olla el agua e incorporar la sal; con esta solución embeberá la toalla y dispondrá en forma de compresa, sobre el área a tratar por espacio de 15 minutos. Cuide de no calentar demasiado para evitar quemaduras y repita el tratamiento dos veces al día hasta que desaparezcan los granos.

2.     Infusión de equinácea:

El efecto antinflamatorio, desinfectante y depurativo de la planta, convierte a su infusión en un aliado para desinflamar el poro y librarlo de la infección; demanda contar con:

  • 1 taza de agua
  • 2 cucharaditas de equinácea

El primer paso es llevar el agua al fuego; una vez que rompa el hervor, incorpore las cucharadas de equinácea y permita que se infusionen por unos segundos antes de apagar. Deje reposar y empape una con ella una gasa que colocara sobre la zona afectada durante 10 minutos.

3.     Aloe vera:

No hay quien dude que el aloe vera sea por excelencia, el ingrediente natural idóneo para cuidar la piel; la razón de ello es que no solo combate la infección y desinflama, sino que ¡evitar cicatrices!

Para esta receta únicamente necesita una penca de la planta, misma que habrá de pelar y lavar muy bien hasta deshacerse de la sustancia amarillenta que segrega. Extraído el cristal, dispóngalo directo a la zona afectada y permítale que repose en ella por media hora antes de aclarar con abundante agua.

Deja tu comentario!