¿Cómo tratar orzuelos con remedios naturales?

Aunque no se trate de un problema de salud severo, tener un orzuelo es molesto y doloroso; aprenda a deshacerse de esta infección leve en pocos días consiguiendo mejoría casi instantánea, en remedios naturales capaces de acelerar la curación.

¿Qué es un orzuelo?

Es el término empleado para nombrar al abultamiento de color rojo, que suele aparecer en la base de las pestañas causando gran dolor y que, por lo general, se lleva de pus; sin embargo, cuando se le ve en la parte interior del párpado superior – muy cercano a las pestañas – se le conoce como calacio.

Plantas medicinales ideales para tratar los orzuelos

Diente de león

El té obtenido de una o dos cucharaditas de diente de león infusionadas en una taza de agua, contribuye a combatir la infección que provoca el orzuelo; esto se debe a que la planta es un antibiótico natural de gran potencia que puede ser ingerido varias veces al día sin efectos contradictorios.

Hojas de acacia

Hierva unas cuantas hojas de acacia en medio litro de agua durante unos 5 minutos antes de dejarle reposar y colarle. El extracto conseguido, lo empleará en compresas que dispondrá encima del párpado afectado para aliviar el dolor y el malestar.

Cilantro:

Tras dejar reposar una decocción de cilantro, empape una compresa y sitúela sobre el ojo afectado a fin de calmar el dolor, disminuir la inflamación y mitigar las molestias; la infusión se consigue dejando hervir una cucharadita de semillas de cilantro en una taza por tres o cinco minutos. Deje enfriar y cuélelo; adicional a la forma de aplicación anterior, conviene que utilice el resultado para lavar el exterior del ojo.

Clavo de olor:

Para aprovechar los beneficios de los clavos de olor, será necesario remojarlos durante un par de horas para obtener una infusión que ha de aplicarse en forma de compresas sobre el ojo infectado; el dolor se verá aplacado y favorecerá la recuperación.

Alternativas adicionales

Paño caliente:

Una simple toallita húmeda y caliente encima del ojo afectado puede marcar la diferencia entre pasar o no un desagradable día cuando se tiene un orzuelo. Contrarreste el dolor dejándole actuar alrededor de 10 minutos, cuidando de repetir la operación entre 3 a 4 veces diarias. Además del efecto calmante, el exponerlo al calor contribuye a expulsar el pus naturalmente, y por ende, haciendo más rápida la curación.

Patatas:

Para finalizar la lista de alternativas caseras y naturales que mitigan las molestias de un orzuelo están las patatas; en su presentación cruda, el alimento es capaz de disminuir la inflamación gracias a sus propiedades desinflamatorias, asimismo, su poder analgésico favorece la merma del dolor causado por dichas infecciones

¿Cómo utilizarle? Será suficiente con que obtenga una pasta aplastando – en un poco de agua tibia – una o dos rodajas de patata hasta formar una especie de mascarilla que extenderá encima de un paño limpio y seco, que llevará a al ojo afectado aplicándole de aplícala; verá como la inflamación va cediendo, a la par que se acelera el proceso de curación.

Deja tu comentario!