Vitiligo: origen, recomendaciones y tratamientos caseros

La pérdida de la pigmentación de la piel es una condición que aqueja a millones de personas en todo el mundo; aprenda a tratar las manchas del vitíligo de forma natural siguiendo los consejos y tratamientos que hoy le traemos.

Vitiligo origen, recomendaciones y tratamientos caseros

¿Qué es el vitiligo?

El vitiligo es una afección de la piel en la que se pierde su pigmento dando lugar a la aparición de manchas; si bien pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo, son las manos y rostros las áreas más afectadas.

Aunque las causas exactas de la enfermedad continúan siendo un enigma, los estudios apuntan a cuatro hipótesis que explican la desaparición de los melanocitos en la piel:

  1. La formación de sustancias toxicas por parte de células nerviosas anormales que perjudican a los melanocitos.
  2. Auto destrucción de los melanocitos por acción de subproductos tóxicos generados por el organismo.
  3. Fallas en el sistema inmune del cuerpo que ve a los melanocitos como agentes extraños.
  4. Defectos genéticos capaces de hacer susceptibles a los melanocitos.

¿Cómo se trata el vitiligo de forma natural?

Es amplia la variedad de productos de venta comercial que sirven para tratar el vitiligo, sin embargo, es posible que tenga en casa ingredientes puntuales que le servirán de gran ayuda; veamos algunas recetas:

Mascarilla de cúrcuma y aceite de mostaza:

Esta crema se prepara hirviendo aceite de mostaza con cúrcuma a partes iguales en un poco de agua; una vez que esta se evapore, cuele y disponga en un frasco de vidrio. Aplique la mascarilla dos veces por día por unos tres meses.

Aceite de pimienta negra:

La pimienta negra es considerada una aliada infalible en la lucha contra el vitiligo; a pesar de que su aceite esencial está disponible en herbolarias o tiendas naturistas, puede fácilmente prepararla en casa; necesita:

  • 1 taza de aceite de oliva y una cuarta taza
  • ¼ de taza de granos de pimienta negra

Triture loas granos e incorpórelos al aceite luego que lo haya calentado; al enfriar, cuele y reserve en un recipiente de cristal con tapa para utilizarlo a diario sobre las manchas.

Otras alternativas adicionales son:

  • Combinar las propiedades de la arcilla roja con zumo de jengibre hasta formar una pasta que aplicará a diario, directamente en el área a tratar.
  • Tomar un poco de vinagre de manzana y mezclarle con semillas de rábano; extienda la crema obtenida en la zona a tratar unas 3 veces por día.

Potencie los efectos de estos tres tratamientos caseros adicionando a su dieta uvas, melón y garbanzos.

Recomendaciones adicionales para controlar el vitiligo

Antes de poner en práctica cualquiera de los remedios naturales antes mencionados – u otro que se conozca – es importante consultar primero con el dermatólogo ya que es el especialista indicado para confirmar que se trate de la afección y señalar el tratamiento indicado de conforme a lo avanzado que esté. Asimismo será indispensable:

  • Evitar la exposición a los rayos solares – sobre todo en días con muy temperaturas elevadas – y nunca pasar por alto el uso de gafas de sol y protector de factor alto.
  • Cuidar su alimentación, descarte del menú productos químicos y apueste por la cocina natural y orgánica.
  • Lleve una vida saludable y sin estrés; el pensamiento negativo y la ansiedad juegan a favor de la proliferación de las manchas. Saque tiempo para relajarse, practicar algún deporte, dar paseos al aire libre, ir de vacaciones o sencillamente meditar en casa.

Deja tu comentario!